Pin
Send
Share
Send


El vocablo griego pámphilos, que puede traducirse como “bondadoso” , derivó en el nombre propio latino Pamphĭlus . A nuestro idioma la noción llegó como pánfilo (o Pánfilo , con mayúscula inicial, en el caso del nombre propio).

El término se usa como adjetivo para aludir a quien es ingenuo, torpe o bobo . Un pánfilo, en este marco, tiene dificultades para comprender o suele actuar de forma irracional u errónea.

Por ejemplo: “No quiero trabajar más con ese pánfilo, siempre tengo que solucionar sus errores”, “No seas pánfilo y llama a tu novia que debe estar preocupada”, “Este profesor es un pánfilo que sabe menos que los alumnos”.

Calificar a alguien de pánfilo, por lo tanto, es despectivo . Con dicha palabra se hace referencia a su candor o su idiotez.

Pánfilo , por otra parte, es un personaje de la mitología griega. Descendiente de Egimio , fue el monarca de los dorios. Cuando falleció su progenitor, se encargó de dividir el reino con su hermano Dimante y con Hilas (hijo adoptivo de Egimio ).

Más allá de lo mitológico, encontramos a diversas personalidades históricas que llevan el nombre de Pánfilo . Entre ellas podemos nombrar a Pánfilo de Anfípolis (un pintor macedonio que vivió en el siglo IV antes de Cristo ), Pánfilo de Alejandría (gramático del siglo I ), Pánfilo Sasso (escritor y filósofo italiano del Renacimiento ), Pánfilo de Narváez (explorador español de la época de la Conquista ) y Pánfilo Natera (militar mexicano del siglo XX ).

A los nacidos en la antigua provincia romana de Panfilia , por último, se los conocía como pánfilos.

Pin
Send
Share
Send